GONZALO Y PEÑAS, TAMBIEN CORREN POR LA NOCHE

 

Viernes 29 de Junio, cross nocturno del Club Anaitasuna.

Lo que en principio iba a ser un viaje en solitario a Pamplona, tras una conversación piscinera ese mismo dia con Peñas, se convirtió en un viaje de grupo.

Llegada a Pamplona también con la compañía de Laura, hacia las 21:40 donde nos esperan Dani, Luis y Esther, con nuestros dorsales. Una vez recogidos nos acercamos al coche a prepararnos, son las 22:25 y nos acercamos a la zona de salida donde ya se van acumulando corredores, familiares y aficionados. Entre ellos Antonio Etxeberria, ganador de la Media de Pamplona, Ana Llorens ganadora femenina de la misma carrera y varias caras conocidas de los habituales de la Vuelta del Castillo.

Dentro del polideportivo, la meta, la temperatura del interior es de 27º mientras que en la calle ronda los 15 º, 16º. Echamos un vistazo al plano del recorrido para hacernos una idea, todo llano excepto los últimos metros que son cuesta arriba hasta la entrada al pabellón. Comenzamos los estiramientos y calentamiento mientras se va acercando la hora de comienzo. A las 23:05 h se da la salida y arrancamos a por los 6 kilometros. Desde los primeros metros  marcamos un ritmo cómodo, es mi primera carrera en 9 meses y me lo tomo como una prueba. Nos mantenemos juntos a pesar de que Fran esta mas fuerte y se frena cuando yo llego a las 170 pulsaciones.

En el casco viejo, pasamos por el avituallamiento liquido en el kilómetro 3, con un tiempo de 15’ y enfilamos la vuelta hacia la zona de San Juan. De momento todo bien, las piernas responden y la caja de cambios tambien. En el ultimo kilometro Fran va muy bien y sorprendentemente yo me encuentro con fuerza así que subimos el ritmo adelantando a varios corredores. En la ultima cuesta un ultimo tirón para vaciarnos del todo, adelantando a otro grupo de corredores y entramos juntos a meta con un tiempo de 29´ 10´´.  Tras la ducha, cena y cervecita (sin alcohol, que uno no esta para excesos…) y a descansar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.