CARRERA DEL EBRO: UNA PRUEBA CAÑON!!!

IMG_20130310_083722Hasta Zaragoza nos desplazamos dos corredores del club, el inagotable Alberto y el que les escribe, Pablo Ariza, para disputar la carrera civico-militar, Carrera del Ebro. Ya hace tiempo que rondaba en mi cabeza esta carrera, de la que me habían hablado muy bien. Este año era todavía mas apetecible, pues habían aumentado la distancia de 14km a 30km, lo que para muchos corredores como yo, a los que nos gustan las ultras que no sean muy ultras,  la hacen irresistible. Para Alberto, era la primera prueba larga y con algo de “montaña”, por lo que la afrontaba con  nervios y la lógica incertidumbre del novato en este tipo de carreras. Es una carrera madrugadora, que para eso lo organizan de forma perfecta los militares de la brigada de caballeria, así que a las 8 de la mañana ya estabamos los dos recogiendo nuestros dorsales acompañados de una buena bolsa del corredor con una bonita camiseta. La temperatura, excelente, el ambiente, extraordinario. Todo perfectamente controlado por un monton de militares, con muchos puntos de información. A Alberto me lo encuentro nervioso y algo preocupado, y los comentarios sobre el recorrido que se escuchan en la salida no le ayudan. Le digo que no haga caso, que todo es muy relativo. Nos encontramos a Lourdes, una buena amiga que suelo encontrarme en este tipo de carreras. Le pregunto sobre la carrera para que sus palabras tranquilicen a Alberto, y efectivamente, lo hacen,  pues dice que el recorrido no es  duro y que es accesible. Justo antes de salir, nos encontramos con Miguel Angel, que también se había inscrito en la prueba. Después de que nuestro buen amigo Miguel nos dijera a cuantos médicos había acudido y la lista de dolencias que le acucian en esta ocasión, salimos a ritmo trotón con otro millar de corredores. Destaca la presencia de muchas mujeres, y de multitud de corredores con camisetas con la bandera de España. Sin duda, esta carrera es un homenaja a la tan depauperada marca España y da gusto correr con gente que no se averguenza de su país. Esto, es un gran éxito de la Brigada de caballeria Castillejo. Todo el recorrido está jalonado por tanques y piezas ATP, consiguiendo realzar unas vistas ya de por sí espectaculares. Hasta el km 7 mas o menos, vamos los tres juntos, momento en el que Alberto, de forma muy inteligente, decide ir un poco mas despacio. La carrera es muy larga y hay que reservar fuerzas. El recorrido es sencillo, pedregoso y seco. Transcurre por el campo de maniobras de San gregorio. Adelantamos a Lourdes y tanto MIguel como yo vamos muy tranquilos. Un poco mas atrás, a unos cien metros viene Alberto controlando muy bien. Los militares que nos encontramos a cada poco, no hacen mas que animarnos , cosa que reconforta mucho.Por el km 10 tras continuos sube y bajas,  cortos pero machacones, mi rodilla derecha empieza a mandarme malas señales, sobre todo en las bajadas donde los pinchazos son muy dolorosos, sin contar que las piernas me las noto muy duras y cargadas. Intento quitarme estos pensamientos de la cabeza, cuando llega la primera subida medio fuerte acompañada de una bajada muy pendiente pero bien acondicionada. Es en esta bajada cuando Miguel aprovecha para pegar un buen apreton y dejarme. Nunca se me han dado muy bien las bajadas y si son acompañadas de dolores, peor. Además , la multitud de corredores que hay en todos los tramos, hacen que vaya con muchas precauciones. Ya vamos por el ecuador de la carrera, y observo a Miguel ya muy lejos. Le noto fresco, pero estas carreras son muy complicadas y como se suele decir, hasta el rabo todo es toro. Poco a poco, las piernas se van machacando y me doy cuenta que la preparación muscular va a ser fundamental al final de la carrera. A pesar de que llevo las piernas cargadas y que la rodilla me duele, el entrenamiento por los montes de Azagra tiene que aparecer y eso me reconforta un poco.Ya por el km 18 las sensaciones van mejorando y me percato que la distancia con Miguel no solo no aumenta, sino que va bajando. Me pregunto que tal le irá a Alberto, no estoy preocupado, se que es cabezón y lo mejor, que está preparado. Unas subidas fuertes que hacen que deje de correr y ya desde una loma, vemos la ciudad de Zaragoza.De repente, me doy cuenta, que la carrera se está terminando y no me he enterado de la carrera. Se me está haciendo cortisima y esto me da un poco de pena. Ya voy con Miguel y le noto un poco cascado, pero aguanta. A cinco km de la llegada, viene la bajada que nos habían anunciado era muy mala. La bajamos y casi ni nos enteramos, es una bajada muy cortante, pero con muy buen camino. Afrontamos los ultimos 5 km por un paseo al lado del Ebro, muy llano. Me encuentro muy fresco y un poco desilusionado por lo corta que se me había hecho la carrera y decido apretar un poco.  En este momento es cuando Miguel me dice que ya no puede, que va cascadillo. Sin pensarlo, disminuyo el paso y decido hacer con el último tramo. De nada me sirve llegar cinco minutos antes y se por experiencia, que si estás mal, y te quedas solo, estos km pueden convertirse en un calvario. Con un poquito de agua y otro de animos, consigo que Miguel se establezca en un paso mediano. A pesar de esto, estos últimos kms se nos hacen muy largos, a Miguel por lo que sufre y a mi por verlo. Ya muy cerquita de la meta, se oyen las bandas de musica militar, y la presencia de mucha gente, consiguen que los pelos se me pongan de punta, y por momentos me emociono. Animo a los corredores que no pueden continuar corriendo y se paran y me encuentro como una moto…que raras son estas carreras y cuantos estados físicos y psiquicos te deparan..cuando entramos en el mini estadio las sensaciones ya son increíbles y justo antes de la llegada, MIguel y yo nos abrazamos llegando juntos a la meta. Le miro a los ojos y veo un agradecimiento que hace que las palabras sobren. Un poco después llega Alberto, con llagas en los pies, pero con la moral mas alta que nunca…QUE GRANDE ALBERTO!!!  su familia corre hacía el con una gran emoción por que saben lo que supone para el haber terminado esta carrera. Alberto tiene mucha suerte, pues ha conseguido unir sus dos grandes pasiones en una, y a convertido sus días de running con una fiesta de amor a su familia. Un gran día para tí, Alberto y un buen señor para nosotros, para nuestro club, donde ya has escrito unas lineas de su humilde historia. Casi no le puedo ver, pues el día ya está resfrescando y quiero irme para casa. Mientras marcho, sin despedirme de mi buen amigo Miguel, pienso en la grandeza del running, en lo bonita que ha sido esta carrera, donde he tenido muchas sensaciones. Pero me quedo sobre todo con la cara de satisfacción de Miguel cuando ha cruzado la meta, la alegría de Alberto mirando a su familia con los brazos en alto…también con varios pensamientos, que las carreras dependen mucho de quien te las cuente..que los corredores asfalteros sufren mucho en este tipo de pruebas…que esta del ebro la podíamos haber realizado varios corredor@s del club.. que esta carrera está muy bien organizada y que hay que felicitar a los militares que la hacen posible…que día a día hay mas corredores y corredoras de ultras y con mejor nivel ….que hay mucha gente que cree en un proyecto común de país, y que todavía existe ilusión en la gente por España y que entre todos, podemos sacar esto adelante.

IMG_20130310_083914-1-1IMG_20130310_085956-1 IMG_20130310_113705-1 IMG_20130310_115402-1-1

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.