CORRER CON MUSICA MEJORA EL RITMO

La música mejora el rendimiento psíquico y, como consecuencia, el deportivo. Así lo explica la Presidenta de la Asociación Catalana de Psicología del Deporte, Montserrat Ferraro, quien asegura que “facilita una respiración más armoniosa y en muchas ocasiones provoca una envolvente sensación de ingravidez”.

Hay otra cuestión que genera opiniones divergentes; ¿la música nos aísla del entorno y de nuestros pensamientos y hace que enfoquemos nuestra mente y esfuerzo en lo que estamos haciendo, o puede hacer que no nos concentremos en nuestro cuerpo y en el acto de correr y, por lo tanto, no mejore el rendimiento? Ante esta cuestión la presidenta de la ACPE dice que “escuchar música propicia los patrones atencionales y de concentración. El corredor se centra en los puntos básicos y necesarios para el avance y no se dispersa tanto en otro tipo de pensamientos y sensaciones que acaban pesando en el cerebro. Así, la mente vuela y no se obsesiona con el cuerpo”. Y es que según Ferraro es importante saber que “escucharse mucho cuando corres no es necesario. Es importante fluir con las sensaciones, sentir la respiración como un bonito compás y percibir las piernas al ritmo de una melodía constante”.

Menos esfuerzo
Además de motivar, la música es un recurso que permite al corredor percibir una sensación menor del esfuerzo que está realizando. “Las endorfinas son las pilas o la recarga de energía de nuestro organismo y ello nos permite mejorar los patrones de resistencia y de rendimiento”, apunta Ferraro.

No existe una selección universal
Durante la carrera necesitamos activación constante y la música es un buen aliciente, pero no hay un modelo que se adapte a todo el mundo. “Cada corredor ha de seleccionar aquellos estilos y temas que le motivan y le estimulan para coger un ritmo y mantener la cadencia de la carrera”, explica Montserrat Ferraro quien añade que sí podríamos matizar unos estilos generales como; suaves y melódicos para entrenos de fondo y ritmos más marcados y constantes para momentos más explosivos… Eso sí, “es importante contar con una selección variada que combine diferentes músicas”.

Una música no adecuada nos puede hacer bajar el rendimiento
Una música que en vez de generar placer nos genere mal humor, recuerdos desagradables o nos ponga tensos puede realizar el efecto contrario y en vez de generar endorfinas generar cortisol, que es la hormona responsable del estrés, lo cual se traduciría en menos energía, menos volumen de oxígeno y, como consecuencia, un menor rendimiento. Así, una música desagradable para el corredor en un momento determinado puede fatigar. De ahí la importancia de hacer una buena selección adaptada a los gustos y sensaciones de cada corredor. No existe la mejor selección de temas para correr ya que no es posible encontrar un modelo que se adapte a todo los corredores.

La música se puede convertir en una buena alidada del corredor. Motiva, ayuda a mantener el ritmo y nos aleja de aquellos pensamientos que pueden llegar a producir fatiga psicológica y que como consecuencia afectan a la carrera.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.