MEJORA TU TÉCNICA EN LAS CUESTAS

¿Te cuesta la cuesta? Allá van pequeños consejos para rendir mejor cuando hay que subir.

Cuando las cosas se ponen cuesta arriba, si no adaptas tu técnica no vas a ser tan eficiente. Cambia el chip y escala sin complejos. Lo primero es mantener un ritmo constante,que puedes llevar durante toda la subida,así que dosifícate. Si la pendiente aumenta y es necesario,no dudes en colocar las manos sobre las piernas, por encima de las rodillas y presionar con cada zancada hasta que la inclinación arriba disminuya.

Cabeza: lleva el cuello relajado y la cabeza alta,no caigas en el error de bajarla porque redundará en una peor posición del pecho y respirarás con más esfuerzo.

Ojos: dirige la mirada unos 5-6 metros por delante.

Manos: mantenlas sueltas,semicerradas,ni cerradas con fuerza ni abiertas del todo.

Brazos: muévelos para superar la subida,pero no te pases de oscilación .Lleva los codos a 90º y piensa en llevarlos por delante del torso.

Torso: inclínate hacia la subida ligeramente,esto colocará tu pelvis en la mejor posición para propulsar las piernas y mantener tu velocidad.

Piernas: lleva las piernas atrás y arriba de la cuesta con tus zancadas ,más que “hacia dentro” de la misma.

Pies: si la subida es fuerte, apóyate sólo con el antepié y los dedos. El efecto de frenado que supondría el apoyo de talón no compensa y te resta velocidad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.