VERDURA EN TUS PLATOS, PERO CAMUFLADA

Si no te gusta el sabor de las verduras, hay un truco que puede funcionarte… ¿por qué no “esconderlas” en tus platos preferidos? ¡Así comeras más sano y con menos calorías!

En un estudio reciente varios cocineros mezclaron, en las recetas habituales, puré de zanahoria, coliflor o calabaza, para variar la composición calórica de la comida. De cada receta elaboraron 3 variedades: una sin verduras, otra con algo de verdura, que dejaba la receta en un 85% de calorías, y otra con mayor contenido en vegetales, que dejaba el valor calórico en un 75%.

Dieron a probar a 41 sujetos durante 3 semanas un menú consistente en pastel de zanahoria para desayunar, macarrones para comer y pollo con arroz de cena. Todos los participantes comieron la misma cantidad de comida, sin importar si el valor calórico era del 75, del 85 o del 100 por 100.

El resultado fue el siguiente: los que comieron recetas al 85% de calorías consumieron 202 calorías menos, y los que comieron recetas al 75% redujeron la ingesta de calorías en 357. Sin embargo, los platos les supieron igual, y se sintieron igual de saciados al terminar de comer, lo que concluye que “camuflar” la comida en forma de puré en las comidas puede ayudarnos a cortar la ingesta de calorías.1

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.